top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

741 - Un equipo, unos amigos

Cuesta creer que tan sólo lleve un año en Estonia. Doce meses llenos de vaivenes que incluyen un cambio de trabajo, una mudanza y una maravillosa novia. Es curioso como la vida acelera en el momento en el que uno sale de la M-30. En Madrid, ciudad acelerada donde ocurre todo y a la vez no pasa nada, uno ve la vida pasar, y a veces se olvida de vivirla.


Llegué a Estonia gracias a mi cara bonita y a la suerte que me acompaña desde hace unos años. Un duro proceso de cuatro entrevistas y un informe me hicieron convencer al que era mi antiguo jefe de que ese joven español era una apuesta segura. Una vez en Tallin, y antes de llegar a los tres meses desde mi mudanza, mi jefe decidió aceptar un curro de esos que pasan una vez en la vida. Y hoy, un año después vuelvo a cenar con él.


Sin entrar en mucho detalle, de los cuatro que hemos cenado hoy, tan sólo uno sigue en aquel primer curro que me abrió las puertas de Tallin. Sigue aferrado a un barco que tristemente está condenado al naufragio, o al menos eso parece con la nueva veintena de despidos, lo que eleva la suma de despidos a un total de casi setenta personas en el último año.


Creo que las relaciones laborales en Estonia son más simples que en Madrid, uno no tiene que ser amigo de todo el mundo, y lo personal se vive en absoluto respeto e intimidad. Tal vez por ello la cena de hoy sea un buen distintivo en mi relación con los tres que compartieron reuniones conmigo en la oficina de Rävala. Hoy hemos cenado como amigos, no como antiguos compañeros de equipo.


Miércoles 23 agosto de 2023

Tallin, Estonia

Recuerdo #741


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Коментари


Publicar: Blog2 Post
bottom of page