top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

939 - Amanecer y dormir.

Las semanas avanzan a un ritmo vertiginoso. Cada día me parezco más a mis padres. Mi precipitada juventud comienza a acercarse a la vida adulta. Y en esta primera semana de marzo llevo varios afeitados, dos retoques de bigote y varios amaneceres propios de quien siembra el campo.


Cada semana duermo menos. Cada día que pasa necesito apagar la luz de la mesilla antes. Me he vuelto un joven de costumbres adultas. Disfruto del madrugar y del dormir temprano. Soy feliz paseando hasta mi trabajo mientras trato de entrenar a un perro testarudo. Y en esta primera semana de marzo comienzo a entender de qué va la vida.


Vivo por y para mis ratos en el hogar. Todo lo que ocurre al rededor son estímulos accesorios de felicidad. Quiero una cabaña alejada del ruido metropolitano. Suficiente campo para no ver a otro ser humano y un espejo luminoso en el que poder ver mi pelo encanecer y mi bigote enrizar.


Esta semana ha sido todo lo que le pedía a Tallin cuando hice las maletas en junio del veintidós. He jugado al fútbol, he madrugado, he pasado una veintena de horas conversando junto a Mer, y entre jornada y jornada he disfrutado de los rompecabezas de mi trabajo.


Viernes 8 de marzo de 2024

Tallin, Estonia

Recuerdo #939



10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


Publicar: Blog2 Post
bottom of page