top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

811 - Rutina de invierno.

El invierno en Tallin trae consigo la oscuridad casi perpetua, días donde el sol se esconde y apenas sale a pasear. Noviembre, mes más triste de los que he vivido en el Báltico, suele traer la noche a las cuatro de la tarde. Aunque no llega a ser tan oscuro como diciembre, donde amanece a las nueve y anochece a las tres.


La llegada de la oscuridad produce en mi una reacción casi instintiva. Un clamor de la naturaleza que le pide a mi cuerpo ir a dormir a las nueve y amanecer a las seis. Siento que funciono mejor cuando el sol marca mis ritmos, y este recuerdo es prueba de ello.


Me gusta el horario invierno, al menos es cuando noto que mi cuerpo duerme y entrena mejor, e incluso cuando mejor escribo. Supongo que habrá justificaciones para los horarios que respetan la luz solar, en mi caso, combinados con ayunos extensos y una comida diaria, o como suelo describirlos, horarios monacales.


La rutina de invierno me proporciona cierta tranquilidad. Una calma algo anómala que sirve de consuelo al joven que vive alejado de los ruidos de juventud. La consciente renuncia de los placeres festivos y psicotrópicos es buen ejemplo del precio a pagar por disfrutar de la calma del invierno. Y si no fuera así acabaría, al igual que ciertas personas que me rodean, perdiendo la cabeza en los meses de oscuridad.


Miércoles 1 de noviembre de 2023

Tallin, Estonia

Recuerdo #811



18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


Publicar: Blog2 Post
bottom of page