top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

630 - Un entrenamiento para recordar.

Hoy el diario marca dos semanas desde mi percance de la nariz. Sigo creyendo que el tabique lo tengo desviado y que ahora viviré con una pequeña fractura en la parte superior. Gajes del oficio supongo, pero al fin y al cabo, molestas realidades que podrían alejarme del fútbol.


No termino de respirar bien, de vez en cuando me falta aire y cada estornudo es un molesto dolor agudo. Supongo, al igual que decía a mis padres, que estas lesiones (o percances) son necesarias para disfrutar de la fragilidad del fútbol. Un deporte único y por el que siento amor y pasión.


Cuando dejé Madrid, una de las realidades más dolorosas fue el asumir que dejaría mis equipos de fútbol. Suponía alejarme de mi querido Atleti, de mi rocambolesco Chamar y de todos los equipos de domingo que me hicieron feliz. Es cierto que en aquel entonces no sabía si iba a volver a jugar al fútbol, pero con la esperanza de la mano suponía decir adiós.


Hoy, un año después de tomar la decisión de dejar Madrid atrás, me doy cuenta de la suerte que me acompaña. Me he alejado de los campos de Chamartín y Mirasierra pero he hecho míos los de Kalev. He vuelto a competir y cada semana disfruto de dos entrenamientos que me hacen muy feliz.


Hoy, como cada jueves he entrenado dejándome el alma. Sin embargo, creo que hoy ha sido un día único. Un entrenamiento muy especial y que recordaré toda la vida. Y es que por primavera vez desde mi operación hoy he terminado de entrenar sin sentir que me faltaba estar a punto. Hoy vuelvo a casa contento, porque creo que por fin estoy para competir tal y como lo hacía antes.


Jueves 4 de mayo de 2023

Tallin, Estonia

Recuerdo #630



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page