352 - El misticismo de Cabo Blanco.

No soy especialmente creyente, y no es por falta de interés o voluntad. Lo he intentando durante muchos años, he tratado de encontrar la Fe en cientos de momentos y lugares, y salvo un fugaz destello en la capilla del Cristo Sonriente de Javier, pocas veces he sentido algo cercano a lo que veo en los grandes creyentes de mi alrededor.


He dedicado miles de horas a tratar de encontrar algo que mueva ese don que llaman Fe. He buscado debajo de cada piedra balear, he callejeado entre iglesias madrileñas, y ni si quiera en la ermita más recóndita del norte vietnamita encontré lo que buscaba.


Siento que la Fe es una gracia que a mi no me ha sido concebida. Sé que tengo algún que otro talento, e incluso algún don digno de celebrar, pero entre mis virtudes no se encuentra (o no logro encontrar) la Fe.


Tal vez el haber sido educado entre paredes jesuitas me haya permitido vivir en paz. Entender que la Fe es compleja, que no es estable, y que hay muchos que como yo, están condenados a no encontrarla. Tal vez esas dudas escuchadas y respetadas por los jesuitas que han compartido camino me hayan permitido vivir en paz con mi Fe.


Sin embargo, mi falta de Fe no implica una renuncia a lo místico y espiritual. Me considero curioso y especialmente retrospectivo. Creo que en estos últimos años he aprendido a acercarme a lo que muchos llaman Dios, y en mi caso, la única forma de hacerlo es en lugares como Cura o Cabo Blanco.


Esto lo escribo a menos de una hora de uno de los atardeceres más especiales de la isla. Sentado con una cerveza en el acantilado de Cabo Blanco, con el faro a mi espalda y la costa a mi derecha. Y entre tanta paz suena Club del Rio.


No sé muy bien que tendrá Cabo Blanco que me hace sentir una tranquilidad ajena a mí. Puede que sea la atenta mirada de Cabrera, o los secretos de las cuevas y pasadizos que agujeran esta costa. Tal vez nunca sepa el porqué, pero hasta entonces, seguiré peregrinando, tratando de vivir ese misticismo tan espiritual que de vez en cuando me recuerda qué debe ser eso de la Fe.


Domingo 31 de julio de 2022

Mallorca

Recuerdos con contexto 352




9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo