266 - Una cena.

Últimamente mis grandes noches giran en torno a una mesa. Bueno, realmente siempre lo han hecho, pero no de forma tan asidua como mis recuerdos más recientes. Por eso escribo esto, con el estómago lleno y un cansancio que me hace acordarme de aquella época en la que bebía.


Es cierto que ha sido un día con todo tipo de emociones. Hoy he sabido que no voy a correr el IronMan de Andorra en Julio. Parece ser que me operan, y me obliga a retrasar mi triatlon posiblemente a Cascáis, en Octubre. Aunque puede que me de tiempo a correr el IronMan de Tallin en Agosto, opción remota pero no imposible. Pero esa es otra historia.


Lloros deportivos aparte, nos hemos juntamos los cinco de siempre para hablar de deporte, mujeres y celebrar mi nueva aventura laboral en Estonia. Hemos comido suficientes platos coreanos como para dar de comer a un par de familias. Y en ese intercambio de platos y palillos hemos disfrutado una vez más en una mesa.


Puede que esta sea de mis últimas cenas antes de mi exilio estonio, y puede que tampoco busque tener otra. Ha sido mucho más de lo que podía esperar, y no quiero quitarme esa sensación de satisfacción que me recorre.

Viernes 6 mayo de 2022

Madrid

Recuerdos con contexto 266






3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo