top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

015 - 4x1.

- ¿Y cuál es tu estación favorita?


- ¿Me lo preguntas a fecha de hoy?


- Sí, obviamente.


- Pues ahora te diría que invierno. Estoy harta de estornudar en cada esquina y de Madrid con sus aceras inundadas de pelusilla. Pero siendo honesta, en realidad me encanta todo el año con sus 4 estaciones. Da igual en cuál estemos, pasadas unas semanas de mucho calor, mucho viento, muchas lluvias y mucho frío siempre acabo deseando y esperando a que llegue otra estación. En verano tras la primera noche empapada de sudor, sueño con esquiar en Chile en pleno julio Mediterráneo; en otoño cuando vuelvo a casa con el pelo enredado con hojas incrustadas, cuento los meses para que llegue la primavera y poder dar tranquilos paseos con brisas florales bajo un amigable sol; en invierno, cuando me sale el primer corte de frío en los nudillos y he de buscar parejas desparejadas de guantes entre pilas y pilas de abultados jerséis de lana, no dejo de pensar en lo fácil que es encontrar cualquier prenda en un armario veraniego. La realidad es que me canso de las estaciones justo en su esplendor, las odio por lo que más las caracteriza, las amo por la transición y evolución que implican, porque no soñaría con el verano de no haber un gélido invierno, y no querría coger hojas para disecar en otoño si no las hubiera visto florecer y brillar en primavera. Como muchas otras cosas, amo lo que amo ahora porque odio lo que odio en este mismo instante.


Sueño con las transiciones que dan paso a lo que amo ahora y odiaré pronto. Se podría decir que yo misma soy una estación, cambiante, evolutiva, pero al mismo tiempo cíclica y estática. Amo todo a la vez que lo detesto. Soy una eterna radical estacional.


Escrito en Madrid por M.



16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page