191 - Acantilados

Hay un trozo de la carretera antigua,

que pasa por el fin de toda esta isla

te acercas al mar con algo de codicia

hay un par de vallas y cientos de salidas.


Se observa desde el coche, la gran caída

las gaviotas sobrevuelan en busca de comida,

a lo lejos hay un faro y unas ruinas

me pregunto qué sería vivir con esas vistas.


Si aparcas y vas andando,

observas cada pocos metros,

restos de derrapes

y arbustos con conejos.


Hay dos vallas de madera,

arrancadas por la fuerza,

en el mar aún quedan los hierros

de aquel coche gris sin techo.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

He dado muchas vueltas a esta última poesía, ya van doscientos poemas y aún no sé de lírica. Me planteo si es lo mío, las rimas sin salida ya van miles de versos y aún no se improvisan. Son historias

Cuando era más joven, por no decir pequeño un músico maño, me enseñó el fuego, me dijo, “oye Lazarillo, tú tan cafetero, prueba esto, dame dos de limón, camarero” Probé aquella pócima, como si fuera v

En el libro anterior, sentía vértigo, me daba pavor llegar al final, no quería poner puntos sin más. Ahora que escribo, con algo más de estilo, que al menos entiendo las rimas que digo, me parece curi