174 – El encanto de los aviones

Siempre me pasa lo mismo

me subo al avión y me acuerdo

de mi abuelo y mis tíos.


Familia de aviadores,

llamémoslos soñadores,

que surcaban el cielo con sus pasiones.


Me acuerdo muy a menudo,

de mis viajes en cabina,

soñando ser piloto, feliz en las esquinas.


No sé porque rehuí de aquella idea,

será por mi amor de tierra,

prefería lo cierto y con bandera.


Me da pena, no haber copiado

la trayectoria de mi abuelo,

por el que me llamo Carlos.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

He dado muchas vueltas a esta última poesía, ya van doscientos poemas y aún no sé de lírica. Me planteo si es lo mío, las rimas sin salida ya van miles de versos y aún no se improvisan. Son historias

Cuando era más joven, por no decir pequeño un músico maño, me enseñó el fuego, me dijo, “oye Lazarillo, tú tan cafetero, prueba esto, dame dos de limón, camarero” Probé aquella pócima, como si fuera v

En el libro anterior, sentía vértigo, me daba pavor llegar al final, no quería poner puntos sin más. Ahora que escribo, con algo más de estilo, que al menos entiendo las rimas que digo, me parece curi