top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

790 - Tres horas de sueño.

Viajar desde Tallin conlleva, en la gran mayoría de casos, madrugar para coger un avión con una conexión infernal. Pocos problemas tengo en mi vida báltica, pero sin duda uno de ellos es el tener un aeropuerto más pequeño que los de provincia española.


Me he despertado a las cuatro de la mañana y a las cinco ya estaba embarcando, y después de una escala fría y gris en Varsovia he llegado a Zúrich. Desde la ciudad suiza he tenido que coger dos trenes, y varias horas más tarde llegaba Sargans. El termómetro marcaba los veintiún grados, y entre montañas, sudado y al borde del desmayo, he esperado al autobús que me llevaría a Vaduz.


Una vez llegado a la capital de Liechtenstein me ha tocado rematar la odisea de viaje con un estupendo paseo de dos kilómetros hasta una de las zonas más elevadas de la ciudad. Desfallecido y jadeando me recibieron en la recepción del hotel, y entre balbuceos logré que me dejaran toalla humedecida para el calor.


Debían de ser las casi las dos de la tarde, lo que unido a la diferencia horaria, eleva a once horas mi viaje desde mi casa en Tallin, o lo que es lo mismo, un taxi, dos aviones, dos trenes, un autobús y una caminata.


Supongo que llegará el día en el que mi cuerpo diga basta. Para entonces espero haber aprovechado para viajar por trabajo o por placer, incluso si duermo tres horas y viajo once.


Miércoles 11 de octubre de 2023

Vaduz, Liechtenstein

Recuerdo #790



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2 Post
bottom of page