top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

766 - Golf, bendito tesoro.

El golf es un deporte tan tedioso como maravilloso. Una de esas pasiones que rápidamente se convierten en obsesiones y por la que uno puede llegar a perder amistades, noviazgos y mucho dinero. Sin embargo en el golf no todo es malo, también se aprende a disfrutar de la autocrítica, a contener la rabia y a reírse de uno mismo, cualidades que sin duda ayudan a ser una persona decente.


Pero más allá de las virtudes de un deporte del que renegué de pequeño y al que ahora vuelvo pidiendo perdón hoy me gustaría hablar de los pequeños detalles que hacen de esta afición algo tan especial y distinto a mis otras pasiones.


Mi empleador, generosa compañía tecnológica del norte de Europa suele dedicar muchos recursos a sus empleados, y entre ellos se encuentra el golf. Desde hace varias semanas y lamentablemente coincidiendo con el fin de la temporada de golf en Estonia, desde mi curro ha habido una misión clara, conseguir que muchos jueguen al golf, y para ello ha organizado semanas de clases y salidas al campo e incluso un torneo de treinta y dos personas en el que he mal jugado hoy.


Hemos salido a las doce, un scramble de cuatro personas donde he tenido el placer de ejercer de capitán. Mi conocimiento práctico se aleja mucho del teórico. Y aunque haya memorizado las reglas y los palos ideales para cada situación apenas he podido ayudar a mi equipo más que salvando varios golpes de par con tres putts de los que mis amigos jamás se creerán.


El golf es un pequeño gran tesoro, de esos que no se valoran hasta que se pierden, y después de casi un año y medio sin jugar me doy cuenta de lo que tenía y de lo mucho que lo maltraté.


Domingo 17 de septiembre 2023

Tallin, Estonia

Recuerdo #766




4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page