top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

765 - Arroz de gambas y siesta.

Amanecer después de una derrota tan dura como la de ayer no es agradable. El cuerpo pesa y la cabeza se niega a aceptar que la temporada está perdida. Supongo que gran parte del problema viene de mi obsesión por las causas imposibles. Y a contradiciendo lo que decía ayer frutó de la reciente derrota, cuanto más sufro, más pasión demuestro. Esa faceta de mi carácter no se aplica a todo, pero sí que es un elemento común de mi vida deportiva, y en el fútbol, me cuesta aceptar que me guío por la rabia de la derrota.


Pero más allá de las líneas que pudiera escribir sobre ayer hoy quiero hablar de la simplicidad de la vida tranquila. Tallin, ciudad que invita a pasar el fin de semana, es el lugar perfecto para dedicar largas horas a cocinar y conversas. Y hoy, después de más de tres horas preparando el mejor arroz que he cocinado en mi vida, Mer ha entendido porqué le hablo con tanto cariño de mis cenas con mis amigos.


Cocinar es una tarea sencilla que sin pasión resulta aburrida y tediosa. Cocinar requiere paciencia y buen ojo, o al menos la tranquilidad suficiente para no tener que medir cada cantidad cómo si fuera un complejo trabajo de alquimia.


Si Mer escribiera estoy convencido de que dedicaría una página a mi arroz de gambas. Un plato cocinado con ñoras y guindillas de Mallorca, azafrán de irán, gambas del mar del norte y el orden de un madrileño que se sueña mediterráneo.


El sol ha iluminado gran parte de nuestra tertulia, en la que hemos divagado sobre nuestro próximo viaje a Copenhague, y en ese conversar al sol y un estómago lleno, nos hemos dormido en un sofá que está adornado por mi posesión más valiosa, una manta que conseguí que mi madre me prestara.


Sábado 16 de septiembre 2023

Tallin, Estonia

Recuerdo #765



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


Publicar: Blog2 Post
bottom of page