top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

747 - Siesta y dolor.

Recupero parte de la idea del recuerdo de ayer y vuelvo a insistir en la resaca de unos noventa minutos muy duros. Sigo sin poder moverme con facilidad, y sigue pareciéndome un milagro que haya podido ir a trabajar.


El día en la oficina, acompañado de las habituales pillerías de los martes de finales de mes, no ha sido del todo malo. El dolor me ha acompañado con cada paso, con cada escalón y con cada apertura de puertas. Ha sido un día de esos en los que no se para ni un segundo, y acompañado de mi cafetera francesa he pasado las horas entre reuniones y tecleando.


El incesante tecleo y el acompasado sonido de los correos entrantes me ha hecho abandonar la oficina con prisas. Me he arrastrado a casa a duras penas, donde entre cafés me esperaba Mer, con quien había quedado en pasar la tarde antes de mi entrenamiento.

Un par de horas mas tarde y con los calcetines y la camiseta de entrenar puesta me he despertado de una siesta que ha calmado mi dolor y me ha hecho perderme el entrenamiento de hoy.


La maravilla de este diario es poder hablar también de los días intrascendentes, y nada más corriente y triste que vivir un martes con dolor, cansancio y una siesta que te aleja del cumplimiento de tus obligaciones.

Martes 28 de agosto de 2023

Tallin, Estonia

Recuerdo #747


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page