top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

745 - Echo de menos competir.

El fútbol, deporte de pasión desmedida y desapego a partes iguales, es el gran tesoro de mi vida báltica. Con esfuerzo y paciencia he logrado hacerme hueco en un equipo que juega en la cuarta división de fútbol, y aunque cada vez me pesen más los minutos, puedo decir que no hay día en el que no aprenda algo nuevo.


Poco a poco comienzo a rozar los años dorados que yo llamo “de perro viejo”. Años en los que uno ya conoce las pillerías y maldades del balompié, y con las que (si se tiene buen ojo) puede lograr salirse con la suya. Sin embargo, en cuarta división no todo son pillerías, y es que hay una generación de jóvenes estonios con pasión, ganas y con un fútbol exquisito contra el que no se puede hacer más que aplaudir.


Disfruto mucho jugando contra equipos superiores, es donde uno realmente se curte, y aunque haya vuelto a casa con un cero a nueve en contra, sé que esos chavales ascenderán a tercera, y muy probablemente alguno acabé en primera. Vuelvo a casa sin aliento, con las piernas en carne viva y con el tobillo izquierdo tan inflamado como dolorido, y aún en la humillación de semejante derrota soy feliz.


Hoy me voy a dormir después de uno de los mayores baños futbolísticos que he visto en mi vida, una derrota justa y contra la que no se podía hacer nada más que poner la otra mejilla, y aún así, sólo puedo pensar en volver a competir el domingo que viene.


Domingo 27 de agosto de 2023

Tallin, Estonia

Recuerdo #745



5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2 Post
bottom of page