top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

725 - Rocas al sol.

En poco menos de diez minutos veré el sol vestirse con el horizonte. Desde el acantilado de Cabo Blanco, con el faro a mi izquierda, y el astro a mi derecha, visualizo el que ha de ser uno de los atardeceres más bonitos que recuerdo. Y puede que sea por la sensibilidad que Mallorca me produce, o tal vez sea porque es un gran atardecer.


Cabo Blanco, lugar de erosionados acantilados que custodia mi querida Cabrera, es un lugar que muchos desprecian. El mallorquín, muy a menudo desconocedor de la belleza de su isla, considera Llucmajor un resquicio de la Mallorca de interior de principios del dieciocho, y es irónico que un forastero viva enamorado de una región despreciada y escondida.


Escribo estos párrafos y no puedo evitar alzarme y erguirme en la roca en la que me refugiaba. Quedan algo menos de cinco minutos para la puesta de sol, y el astro ha decidido sacar sus mejores galas, vistiendo un elegante traje de tres piezas rojas, naranjas y violetas a partes iguales.


Desenfundo rápidamente mi Olimpus EE-3, analógica de treinta y cinco milímetros que confisqué a mis padres. Lo analógico tiene una gran ventaja frente a lo digital, y es la limitación de lo disponible. Me gusta limitar mis recuerdos, y que sean estos párrafos los que maticen una foto que de usar una digital sin espejo hablaría por sí sola.


Cabo Blanco, lugar al que dedicaría mi vida hoy me ha vuelto a sorprender con un impresionante atardecer en una despejada tarde de agosto. Cabrera, imponente fortaleza acompaña en el horizonte un baile que comenzó para ser acabado. Y yo, joven que comienzo a sentirme más mallorquín que madrileño me preguntó por qué Madrid no me causa la misma sensibilidad que mi querida isla de la calma.


Lunes 7 de agosto de 2023

Mallorca, España

Recuerdo #725



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page