top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

724 - Las cuevas de mi isla.

Son Veri Nou, pequeña población costera de la bahía de Palma es un lugar que guarda mucho de la Mallorca que ya fue y nunca será. Cristalinas aguas alejadas de lo edificado, rocas y acantilados que no han sufrido las consecuencias de la España del ladrillo.


He de admitir que no he dedicado mucho tiempo a estudiar el porqué de este pequeño paraíso isleño. Conozco las historias de mis padres, quienes con muy buen ojo acertaron hace más de tres décadas con la elección del rincón familiar donde ahora corren sus nietos. Ojalá poder dedicar un par de párrafos a la historia de Son Veri, pero como todo lo mallorquín, sólo podría hablar de secretos a voces.


La casa de mis padres, pequeña joya a la que debo más de lo que puedo admitir, se encuentra a unos doscientos metros de las rocas que protagonizan el recuerdo de hoy. Rocas de marés erosionadas por un aparentemente tranquilo Mediterráneo, y que sin embargo esconde más de lo que uno puede creer.


He dedicado mi infancia y ahora mi juventud a bucear desde Cala Blava hasta el Arenal. Unos cuatro kilómetros de costa en línea recta, y que sin duda son más debido a sus zigzagueos. Y después de muchos años y tozudez y estúpido riesgo me atrevo a decir que nadie se conoce este lado de la bahía como yo.


En mis veinticinco años, habiendo dedicado quince a la exploración intensiva puedo decir que he descubierto cuatro cuevas que nadie ha sido capaz de confirmar su existencia. Y ayer, después de tres veranos obsesionado con una escueto orificio logré confirmar que se trata de la quinta cueva.


La cueva en cuestión es a mi parecer la más extensa de todo la bahía de Son Veri, ridiculizando en tamaño a la Cueva Verde. Una estrechísima abertura da paso a un pozo que tiene tres bifurcaciones. A la izquierda una impenetrable grieta que se adentra en la roca. A la derecha un escurridizo túnel que parece llevar al otro lado del cabo. Y de frente, un hueco de algo más de cinco metros de diámetro por uno y medio de alto en el que la luz se pierde. Me tocará volver para terminar este recuerdo


Domingo 6 de agosto de 2023

Mallorca, España

Recuerdo #724



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page