top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

723 - Cabo Blanco siempre estará ahí.

Escribo este recuerdo en la tarde del lunes, algo menos de una hora antes de la puesta de sol, y lo hago desde el mismo lugar al que peregriné en la tarde del sábado.


Cabo Blanco, o Cap Blanc en mallorquín, es un lugar privilegiado en la isla. Desde este lado de la costa se observa a la impenetrable y no por ello menos seductora Cabrera. La que para mí es la isla más particular de todo el archipiélago.


En estos acantilados en los que he pasado incontables horas encuentro una paz que otros llamarían Fe. Una calma inusual que logra apaciguar las voces de mi cabeza y según mi pulsómetro disminuye mis pulsaciones hasta las cuarenta y pocas en reposo.


Pocos conocen, o al menos los mallorquines con los que me he topado, la intrahistoria del que para mí es el cabo más especial de la isla. En el año treinta y seis del siglo pasado el propietario de estas tierras decidió ceder sus terrenos al ejército, y poco después lograron erigir en ellas un laberinto de túneles y artefactos militares que aún a día de hoy siguen escondidos.


Para los forasteros como yo, enamorados de una isla que te premia regalándote más secretos, Cabo Blanco es un hueso duro de roer. Acantilados erosionados por viento y marea que muy de vez en cuando se desnudan y muestran los antiguos caminos.


Hoy, por cuarta vez en mi vida, mi querido Cabo Blanco se ha vuelto a desnudar. La maleza de la cara este ha dejado paso xqa las antiguas escaleras, y en una breve expedición al atardecer he logrado recorrer junto a mi hermano los verticales pasajes que llevan a uno hasta la fortificada puerta que da entrada al kilómetro de túneles subterráneos.


Sábado 5 de agosto de 2023

Mallorca, España

Recuerdo #723



5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page