top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

651 - Zelda y otros mundos.

Los videojuegos, además de servir como pasatiempo, son un recordatorio de la imaginación que algún día tuvimos de niños. Una de esas experiencias que sirven para llevarte a tiempos pasados que en muchos casos fueron mejores, aunque esa es otra historia.


He escrito mucho sobre mi amor por los videojuegos. Horas y horas escondido entre las sábanas jugando. Ojeras inexplicables para mis padres que se debían a mi falta de descanso. Y casualidades de la vida, ahora veo esas mismas ojeras en mi sobrino, que jura y perjura que él no se queda hasta tarde jugando.


De mi amor con la franquicia Zelda podría escribir muchos párrafos. Pero más allá de los grandes momentos, las noches en vela, o la tristeza cada vez que me castigaban sin jugar, hoy merece la pena hablar de lo que producen los videojuegos en mí.


Siempre he sido una persona con mucha imaginación. Ya de pequeño devoraba libros de fantasía, ciencia ficción y algún clásico que aún a día de hoy sigo guardando con cariño. Tal vez esa constante exposición a otros mundos lograran en mí una sensibilidad única por las realidades imposibles y tal vez por ello, a mis casi veinticinco, sigo yéndome a dormir pensando en qué podría ocurrir en mi aventura dentro del nuevo Zelda.


Jueves 25 de mayo de 2023

Tallin, Estonia

Recuerdo #651



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page