top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

645 - Reencuentros varios.

En poco menos de dos semanas el calendario me recodará que hará un año de mi llegada a Estonia. Un año lleno de cambios, de retos y muy a mi pesar, tan cómodo que sigo sin encontrar una excusa para volver a Madrid.


Desde que aterricé en Estonia he tenido dos casas y dos trabajos. Es decir, en doce meses de mi vida he sido más adulto que en todos los años anteriores desde que cumplí dieciocho. Supongo que pagar un alquiler, hacer la compra y tener que limpiar una casa, no es lo más agradable del mundo, pero qué satisfacción produce.


Volviendo a la idea de los dos trabajos, cabe destacar que yo me mudé a Estonia con una oferta muy interesante. Con una de esas promesas de crecer y crear un equipo. Con más responsabilidades de las que jamás habría soñado en España, hasta que se sucedieron una serie de eventos que entonces creí desafortunados y que ahora considero bendiciones.


Cuando perdí mi trabajo por culpa del despilfarro de ciertas personas me acompañaron casi una veintena de personas. Muchísimas nacionalidades distintas, de diversos equipos y con muchas más responsabilidades que yo, un joven que solo tiene que preocuparse de pagar el alquiler. Paradójicamente, y siendo sinceros con una pizca de injusticia, el que menos necesitaba encontrar trabajo fue el que más rápido lo encontró. Y diez días después de perder mi trabajo ya tenía otro contrato firmado. Contrato por el que doy gracias cada día a quién esté ahí arriba.


Hoy, muchos de lo que dijimos adiós al mundo start-up estonio nos hemos vuelto a ver. Antiguos compañeros y amigos que en torno a una mesa hemos hablado de los buenos tiempos. De nuestro paso por aquel pequeño ático de Rävala. Y por supuesto, de lo mucho que cambia la vida en unos meses.


Viernes 19 de mayo de 2023

Tallin, Estonia

Recuerdo #645




1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page