top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

637 - Agujetas, bendito tesoro.

Hoy me he levantado con una sensación familiar, una sensación que, a pesar de su incomodidad, siempre me trae una sonrisa. Agujetas, esa bendita y dolorosa señal de que algo se ha hecho bien.


Es una sensación agridulce, un doloroso recordatorio de nuestra humanidad, de aquellos tiempos que fueron mejores, y en mi caso, una señal que me indica que aún no puedo entrenar como lo hacía años atrás.


Creo que algo debo tener mal en la cabeza, porque disfruto de este dolor. Lo hago mío y lo celebro. Supongo que es el precio a pagar por el progreso. Pero aún así, es un pequeño precio a pagar, porque ese dolor supone que estoy un paso más cerca de volver a ser el mismo.


Hoy, además de tener un caótico día de curro, me espera otro caos de entrenamiento. La nariz aún no funciona, el dolor me acompaña, y mientras me dirijo al verde bostezo.


A pesar del dolor, he logrado entrenar muy bien, las botas cada día son más suaves, los tobillos más rígidos y la cadera más ligera. Sigo sufriendo con las pulsaciones, tardo más de la cuenta en recuperarme después de una carrera, y aunque creo que me falta pulir algún elemento nutricional, como le decía a Mer, algo debo estar haciendo bien porque cada día me siento más ágil.


Jueves 11 de mayo de 2023

Tallin, Estonia

Recuerdo #637



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


Publicar: Blog2 Post
bottom of page