top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

603 - Comida a la española.

Estonia es un país muy distinto a España. Tiene cosas muy buenas, en las que incluyo el maravilloso horario laboral, y otras no tan buenas a las que cuesta coger el punto, como la luz o la falta de días de vacaciones. Pero seamos sinceros, qué más dará tener Semana Santa si uno vive agobiado por la vuelta al horario de nueve a diez.


Hoy, Viernes Santo, es uno de los pocos días de vacaciones nacionales. Una de esas anomalías del calendario laboral báltico donde entre otras cosas he vuelto a disfrutar del sol. Creo que después de casi un año en tierras estonias por fin he entendido que tener más días de fiesta no es sinónimo de felicidad. He entendido que la verdadera felicidad radica en la conciliación laboral. En cumplir tu horario y rara vez estar en la oficina mas allá de las seis. El día a día es maravilloso, y si a eso le añades un puente esporádico, aún más.


Me he levantado tarde, en parte consecuencia de mi inhumano esfuerzo deportivo de ayer. No sentía las piernas, y ni siquiera dos cafés y una ducha fría han logrado eliminar las molestias con las que tendré que jugar el domingo mi segundo partido con Wise. Tal vez mi cansancio físico sea fruto del régimen monacal al que estoy sometiendo a mi cuerpo, y aunque no lo sea, ha sido la excusa que he usado para ir a comer carnaza con Mer a la mejor terraza de Tallin.


A orillas del Báltico, en la azotea de una fábrica de cerveza, Põhjala se ha convertido en mi nuevo rincón favorito. Un lugar perfecto para disfrutar de buenas costillas y mejor hamburguesa. Un lugar mágico con la mejor ensalada de col que he probado, y con una atención al detalle propia de un estrella Michelin. Y todo ello por menos de treinta euros persona, algo raro en la ciudad en la que vivo.


Tal vez Mer haya aceptado mi proposición tardía por las costillas, pero me gusta pensar que esta isleña báltica cada día es más defensora del mediterráneo moral. Y tal vez por ello haya aceptado comer a eso de las tres al sol y sin ninguna obligación pendiente.


Viernes 7 abril de 2023

Tallin, Estonia

Recuerdo #603



0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page