top of page
Buscar
  • Carlos Pinedo Texidor

528 - “Se te caen los goles pa”.

Volver a jugar al fútbol después de una lesión es una realidad para la que nunca he estado del todo preparado. En mis tres años previos me he perdido pocos partidos por lesión, y siendo estrictos eran por sobrecargas musculares más que por otra cosa. Ahora me toca volver a aprender a jugar. Y digo aprender porque se me han olvidado muchas cosas. Tal vez aprender de nuevo sea una gran ventaja para mí, puede que este “apagar y volver a encender” sea lo que necesito para prolongar mi retirada.


Mi antiguo entrenador, Saúl, me enseñó mucho en el único año que tuve la suerte de entrenar con él. Fue él quien confió en mi como carrilero, pero lamentablemente, es una posición para la que de momento me sobran kilos. No me ha quedado otra que volver a jugar arriba. Hace años que no juego como nueve, y en aquel entonces usaba mi físico para llegar a todo, y ay Dios mío qué equivocado estaba.


Saúl y su padre Juan, me decían a menudo que iba revolucionado, que el fútbol era un deporte tranquilo, estar y saber estar, poco más. Y tenían razón. Es ahora cuando con mis seis kilos de más y la imposibilidad física de jugar acelerado cuando descubro que la paciencia y la cabeza importan más.


Hoy hemos jugado una hora y pico con el formato de rey del campo en un siete contra siete. Los partidos a dos goles (o diez minutos) me ayudan a controlar el esfuerzo y favorecen mi puesta a punto.  Y no puedo estar más feliz, porque de los siete partidos que he jugado de nueve solo he perdido uno. Y lo mejor, he marcado nueve goles y dado tres asistencias.


Saúl y Juan tenía razón, aunque haya tenido que volver aprender a jugar por fin he logrado entender que al fútbol se juega con calma. Aunque tal vez no sea nada de eso, y como me decía mi colega argentino, “se te caen los goles pa”.


Domingo 22 de enero de 2023

Tallin, Estonia

Recuerdo #528



6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2 Post
bottom of page