top of page
Buscar
  • Carlos Pinedo Texidor

524 - Esperando al Atleti.

El Atleti hoy se ha hecho carne, pero no de la mano de los once sinvergüenzas que arrastran la camiseta, sino de la mano de los muchos que una vez más, un miércoles laborable han demostrado qué es eso de ser locales otra vez.


Del equipo no voy a decir nada porque son una panda de mercenarios que viven por y para su sueldo. Y es que los que dicen ser jugadores llevan desde hace veinte meses tratando de hacer la cama al único profeta colchonero que conozco. Tampoco voy a entrar a valorar a Diego Pablo, no creo que merezca la pena atizar al mesías que se ha perdido en sus propias palabras. Soy cholista ante todo, pero no reconozco al que aun a pesar de todo sigue siendo mi ídolo. No sé que ha sido de aquel defensor de la meritocracia que ahora castiga a Correa y premia al golfo de De Paul.


Pero volvamos a lo que importa, a esos últimos románticos que ayer se hicieron carne en Valencia. Varios de miles de colchoneros que a pesar de los atropellos de los ilegítimos dueños y la avariciosa directiva siguen llevando a cada rincón de España el único escudo legítimo. Con el oso y el madroño de la ciudad que nos vio nacer, y no una especie de panda que quisieron imponer desde China.


El resultado me da igual, sé que el Atleti va a ganar la Copa, y no es un tema de Fe, porque hace tiempo que la perdí en el actual equipo. Es un presentimiento consecuencia de los valientes que juegan en la grada. El fútbol ya me da igual, y del Atleti lo único que me importa es su gente. Mi desencanto es tal que lo único que me importa es ver escudos en la grada, y oír (aunque lo silencien desde realización) algún cántico en campo visitante.


Llevo muchos meses esperando al Atleti, y por fin me he dado cuenta que siempre lo tuve a mano. Y es que el Atleti no es el Cholo, ni los jugadores, ni los ilegítimos dueños. El Atleti es su gente, y mientras haya gente dispuesta a ir al fin del mundo con una bandera y un escudo seré feliz.


Honor a los desplazados, y a todos los que como yo, sueñan con un Club Atlético de Madrid por y para los socios. Una entidad ajena a cualquier fondo de inversión o sociedad anónima deportiva que corrompa como diría Robe, el espíritu imperecedero.


Miércoles 18 de enero de 2023

Tallin, Estonia

Recuerdo #524



5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2 Post
bottom of page