top of page
Buscar
  • Carlos Pinedo Texidor

501 - Mis queridas vacaciones.

Las vacaciones, ese espejismo de la vida laboral que poco tiene que ver con aquellos largos veranos escolares y universitarios. Pequeños recovecos de tranquilidad para los que mucha gente trabaja. Llegar a fin de mes y ese mes de agosto que tanto disfrutan los españoles. Trabajar para dejar de trabajar, la gran contradicción que arrastra (y me incluyo) a seguir remando aunque el trabajo apriete y asfixie.


En mi caso soy un inmenso afortunado. Estonia no tendrá tantos puentes y fiestas nacionales. Pero sí que tiene (por norma general) más días de vacaciones. A mí me corresponden treinta y un días por año. Unos ocho más de lo que ofertan algunas empresas madrileñas en LinkedIn.


Además de mis queridos días de descanso, los estonios, a diferencia de los españoles, no viven por y para esas quincenas veraniegas. Es habitual ir disfrutando de días durante el año. Navidad en diciembre, esquí en febrero, viaje al sur en junio y un viaje extenso en septiembre. Esos bálticos saben disfrutar del fruto de su trabajo, y un modelo similar en España sería causa de catástrofe.


Ahora escribo esto mientras disfruto de las mejores vacaciones que pueden existir. Los periodos de descanso entre curro viejo y curro nuevo. El nueve de enero empieza mi segunda etapa laboral estonia, y hasta entonces, puedo descansar sin el agobio de saber que tengo cien emails pendientes y varios documentos que revisar y firmar.


Es curioso ver a toro pasado cómo han encajado todas las piezas de mi vida en el Báltico. Perder un curro, encontrar otro, cambiarme de casa y poder ir a España dos semanas. Parece que estuviera planeado, y como buen mediterráneo, soy feliz porque sé que la espontaneidad de la vida me acompaña.


Hoy empiezan mis merecidas dos semanas de vacaciones. Días en los que espero leer, escribir, arreglar la web del blog y jugar hasta altas horas de la madrugada a mi querida Nintendo. Esta vez sí que tengo pensado hacer planes con mis amigos, aunque ello suponga volver a entender que si hay un plan con hora y lugar, es más que probable que ni sea en ese lugar ni a esa hora.


Lunes 26 de diciembre de 2022

Madrid, España

Recuerdo #501



8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2 Post
bottom of page