top of page
Buscar
  • Carlos Pinedo Texidor

488 - Una ciudad teñida de blanco.

Pienso en el día de ayer, y trato de recordar todos los matices de una ciudad teñida de blanco. Tallin es una ciudad preciosa de por sí, y la oscuridad invernal hace de las sombras algo tan complejo que resulta hipnótico.


La ciudad amaneció cubierta de blanco, pero no uno cualquiera. Decenas de centímetros de nieve sacados de una estación de esquí con un color único. Nunca he visto un blanco tan blanco y una nieve tan nieve. Y yo, pequeño mediterráneo en el norte por fin he logrado entender que es eso del invierno y las cuatro estaciones.


He de decir que escribir este recuerdo hoy es algo raro. Ayer llegue a casa algo atontado por la ventisca que he vivido en mi primer invierno báltico. Los menos diez grados tampoco ayudaron a que mi cabeza funcionase como debía, pero aun así, entre el frío y la confusión invernal logré sacar a la isleña una cena para ver el partido de Argentina.


Otra de las cosas que me gustaría destacar y la razon por la que este recuerdo es algo soso es que llevo una semana durmiendo poco. Haber firmado un nuevo contrato laboral debía (en teoría) haberme traído la calma que perdí a finales de noviembre. Pero sin saber muy bien por qué el nuevo reto laboral me está haciendo vivir una locura transitoria.


Quiero que llegue el nueve de enero. Quiero empezar a trabajar en mi nuevo curro. Y en especial, quiero poder vivir en Tallin con algo más de seguridad. Porque el haber mirado cara a cara al fin de mi vida en el Báltico es algo que no ha terminado de convencerme.


Martes 13 de diciembre de 2022

Tallin, Estonia

Recuerdo #488



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2 Post
bottom of page