top of page
Buscar
  • Carlos Pinedo Texidor

487 - La nevada del año.

Es miércoles, juegan Francia y Marruecos una semifinal del mundial, y con el partido de fondo me dispongo a escribir los recuerdos del lunes, martes y miércoles que he dejado de lado. Es cierto que llevo tres días excesivamente caóticos, pero no por ello me siento menos culpable por no haberme sentado a escribir sobre tres días maravillosos.


El lunes nevó, pero decir eso es quedarse corto. Si Filomena en Madrid fue un evento único para recordar eternamente, la nevada del lunes es digna de contar de generación en generación. Una tormenta que parecía sacada de una película apocalíptica. Nueve y ventisca se adueñaron de la ciudad, y los pobres viandantes como yo sufrimos el atravesar un desierto helado.


No me acuerdo del nombre de la tormenta, pero es algo que debería buscar y dejar por escrito. Nunca he sentido tanta impotencia en mi vuelta a casa, y eso que he hecho el camino con muletas y recién operado. Andar a través de decenas de centímetros de nieve es una tarea ardua, y por un momento sentí ese gen explorador de los Texidor que parece que me ha traído a Estonia.


Pero más allá de viento y nieve de mi lunes quiero destacar ese partido de padel a las diez de la noche. He recuperado mi juego y parece que mi pie. Sigo estando algo gordo, pero la promesa de poder correr cuando se derrita el hielo del ciclón Birgit me hace muy feliz.


Lunes 12 de diciembre de 2022

Tallin, Estonia

Recuerdo #487



3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Publicar: Blog2 Post
bottom of page