Buscar
  • Carlos Pinedo Texidor

465 - Cada vez más.

Sigue nevando, el cielo cada vez está más gris y las calles cada vez más blancas. La gente cada vez lleva abrigos más gordos y hasta los perros se ponen bufanda. Hace varias semanas que no veo gaviotas, y las que anidaban encima de mi casa parecen haber huido a la chimenea que veo desde mi oficina. De los gorriones ni si quiera hablo, porque hace más de dos meses que no hay rastro de ellos, y los cuervos han aprovechado para hacerse dueños de las sobras del mercado de al lado de mi casa.


Los días cada día son más cortos, amanece más tarde, anochece más pronto. Las escasas horas de luz han de pasarse en interiores, el deporte se hace bajo techo, los restaurantes adecentan sus mesas y hasta los mercados de pescado se protegen con toldos y estufas.


En mi casa el jardín está cada vez más blanco, lo que antes era un porche con bancos y una barbacoa se ha convertido en un après ski que junto a mi mesa de mezclas poco tendrá que envidiar a Marchica. Las paredes de mi casa cada vez están más frías, y he sucumbido a la calefacción. Supongo que mi factura de la luz será cada vez más elevada, aunque el suelo de mi baño cada vez esté más caliente, y eso que es mármol.


Cada día me levanto antes, y cada vez tengo más actividades con estonios. Hoy he jugado al pádel, deporte al que no jugaba desde antes de mi lesión. Cada vez tengo el pie mejor y estoy en mejor forma, aunque creo que cada vez estoy más gordo. Aunque tal vez los espejos de mi casa esten cada vez más sucios.


Tallin cada día me gusta más. Parece que cada vez estoy más convencido de mi decisión. Y eso que cada vez que se lo cuento a mi querida Mari-Liis se piensa que cada vez estoy más loco por enamorarme de un país tan ajeno a lo que tenemos en la meseta.


Puede que mi rutina cada vez sea más estonia y menos mediterránea. Puede que haya que renunciar como dice mi amigo Juan, al hedonismo de la noche madrileña y reivindicar como yo ya hago, la mentalidad apolínea del día frente a la vida dionisíaca de la noche.


Domingo 20 de noviembre de 2022

Tallin, Estonia

Recuerdo #465



0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo