Buscar
  • Carlos Pinedo Texidor

451 - Vuelta a casa.

Llevo un par de horas sentado delante de la puerta treinta y siete del aeropuerto de y. Trato de hilar alguna idea sensata sobre este viaje de vuelta a casa, y después de un eterno vuelo desde Madrid no sé muy bien qué escribir.


Es cierto que esta vuelta a casa es algo especial. Cuando aterrice en Tallin a eso de las dos de la mañana el invierno ya habrá llegado. El día de mañana será oscuro y frío. Y rayos de sol como los de hoy en la terraza de El Espejo no volverán a seducirme.


Tal vez el invierno del norte me haga valorar los domingos al sol o las tardes de noviembre madrileñas. Puede que viva una nostalgia acelerada por tener que pasar gran parte de mis días cual monje. O puede que el invierno me haga recuperar una rutina deportiva que se perdió con aquella lesión de pie.


Se cual fuere el escenario que me depara, creo es sensato concluir que como se puede leer, mi día de hoy ha sido uno de mucha reflexión. Me voy de Madrid con varias conversaciones pendientes y un café de última hora que supo a poco. Y es que al final, creo que cuanto más pienso, más me dejo por hacer en Madrid, pero con una incipiente vida báltica, hay mucho que tendrá que esperar.


Lunes 7 de noviembre de 2022

Madrid, España

Recuerdo #451



5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo