top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

431 - Necesito vacaciones.

Hablemos del cansancio, pero no del corpóreo, si no de ese que agota el espíritu, el que es impredecible e inexplicable. De ese tipo de quejidos que suelen acompañar a uno a escasos días de un descanso merecido, y que suelen aparecer como una llamada de atención por no bajar el ritmo.


Puede que para muchos este suene como una queja inmadura, pero echo la vista atrás y no he tenido vacaciones desde que empecé mi andadura laboral en septiembre de dos mil veintiuno. Desde entonces solo he podido disfrutar de tres días de descanso en Navidad, y algún fin de semana largo. Es cierto que cuando dejé mi antiguo curro tuve dos semanas libres antes de empezar a currar en Tallin, pero empaquetar toda una vida no es algo que considere descanso.


Ahora, por primera vez en este año y poco, me encuentro a escasos días de mis primeras vacaciones como asalariado, y me voy a permitir el lujo de reivindicar lo merecidas que son. Elegí pringar en julio y agosto, y tuvo sus frutos, y aunque mi jefe se empeñe en que desconecte dos semanas, creo que de momento con una semana de telecurro desde Madrid y otra de vacaciones me basta.


Volviendo al inicio de esta especie de recuerdo de un martes excesivamente agotador, he de decir que el cuerpo me pide acostarme y despertarme sin alarma, y el espíritu me pide borrar Slack de mi móvil y rezar porque no llegue esa primera oleada de correos que llevo esperando desde septiembre.


A escasos días de mis merecidas vacaciones empiezo a replantearme muchas cosas, y una de ellas es la dura carga emocional que conlleva currar en un proyecto en el que confías. Y es que mi día a día debe ser muy similar a lo que sienten Correa o Koke cuando van al Cerro, con la única diferencia que a mi me toca pasar varias horas más delante de una pantalla.


Necesito descansar, me lo pide el cuerpo y el espíritu, y ese pequeño workaholic dentro de mí ya está pensando en esa primera reunión cuando vuelva el ocho de noviembre a la oficina.


Martes 18 de octubre de 2022

Tallin, Estonia

Recuerdo #431



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


Publicar: Blog2 Post
bottom of page