Buscar
  • Carlos Pinedo Texidor

421 - Un fangal estonio.

Llevo algo más de tres horas sentado como un café buceando en nuestro querido diccionario español. Entre sinónimos, definiciones y algún artículo he aceptado que la traducción más precisa del anglicismo bog sería fangal.


Me gustaría poder dilucidar mi razonamiento, pero inevitablemente me quedaría sin espacio para el recuerdo de un gran día. Pero lo que sí puedo brevemente comentar es el porqué no he elegido cenagal o ciénaga. La gran mayoría de fangales (o bogs) se caracterizan por no beber de ríos y acumulan el agua de las precipitaciones. En este sentido, las ciénagas suelen beber de ríos, y hay cierto flujo de salida de agua, mientras que en los cenagales, ni la evaporación consigue hacer que el agua abandone el lugar.   


Pues bien, ayer me escapé a una hora de Tallin con un colega del curro y su novia. Me llevaron a ver el fangal de Kakerdaja, y según he leído, uno de los más antiguos de un país con casi un treinta por ciento del territorio enfangado.


No sé muy bien cómo describir la belleza de ese lugar. Jamás había visto algo similar. Un paraje donde todo lo que rodea a uno está inmerso en agua, y rara vez uno puede andar sin salir de los tablones de madera. Y es que todo el terreno es una mezcla de sedimentos superficiales flotando sobre una masa de agua.


Paseamos por los kilométricos caminos, hablamos un poco de todo, hasta de trabajo y aspiraciones vitales. Creo que somos muy distintos, ellos son muy estonios y yo muy mediterráneo, pero en esas diferencias creo que nos empecemos a entender muy bien.


Tal vez fuera la soledad y el silencio de la naturaleza de Estonia, pero creo que por primera vez noté cierto interés genuino por temas algo más profundos y personales. Y es que los estonios son muy reservados, y les cuesta demostrar ese acogimiento que en España parece tan natural, pero que a la vez es tremendamente superficial.


Creo que más allá de nuestras diferencias, de su analítica cabeza y de mi pasional forma de vivir, vamos a acabar llevándonos muy bien. Y me alegra que el punto de inflexión haya sido un lugar único en el mundo como un fangal estonio.


Sábado 8 de octubre de 2022

Tallin, Estonia

Recuerdo #421





4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo