402 - Y ahora música.

Son las nueve de la noche del miércoles, hace algo más de cuatro horas que he salido del curro, y ni siquiera con ese tiempo libre he sido capaz de escribir los recuerdos de dos días que poco a poco se difuminan.


Me acuerdo del lunes, un día de curro en los que

planificas una semana que podría ser muy buena. Un día lleno de retos y posibles que se pueden materializar según avanza la semana, y entre tanto una incipiente afición que distrae.


Intento acordarme de ese café después de comer en el que sentí como hacía años que no sentía, un impulso creativo. Las ganas de crear y jugar a ser artista me recorrían, y el café acompañaba esa nostalgia del Carlos de doce años que empezaba a escribir.


No sé muy bien si esos impulsos que acompañaron mi lunes fueron los responsables de mi olvido de estos recuerdos. Creo que ahora le toca a la música, y por mucho que disfrute de estos textos parece que toca pausarlos.


Tal vez el lunes fuera capaz de pinchar mi primera sesión por mi tozudez y perfeccionismo, rasgos que considero cualidades y defectos a la vez. Tal vez el lunes fuera el principio del fin de estos recuerdos en los que rara vez siento el impulso por escribir.


Sea cual sea la respuesta, aprovechando que ahora le toca a la música voy a ver si me contagio de un ritmo que he perdido en mi escritura.


Lunes 19 de septiembre de 2022

Tallin, Estonia

Recuerdo #402



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo