367 - Curro y Atleti son uno.

Hoy ha jugado el Atleti, y lo ha hecho de la mano De Diego Pablo Simeone. Con este partido ya son once las veces que ha comenzado una temporada en el banquillo colchonero, y en esas once maravillosas ocasiones nunca ha conocido la derrota en el primer partido. Pero bueno, no hoy no quiero hablar solo de fútbol, o tal vez sí.


Como cada lunes suelo llegar algo antes de la oficina, ahora soy un adulto responsable y me preparo las reuniones. Me siento a solas unos cuarenta minutos o una hora con un café y organizo mi semana. Intento planificar todos los días, aunque rara vez termino los proyectos previstos, porque al igual que el Atleti, mi vida laboral está llena de imprevistos.


Tal vez mi día de hoy fuera un prolegómeno del partido de los del Cholo. Unos primeros minutos en los que algo era distinto. Todo circulaba, la presión era constante y de vez en cuando alguna acción del equipo contrario mantenía a la defensa alerta. Y es que he vivido el lunes con la constante sensación de que un contraataque podía meter al Getafe en el partido. Y por muchos goles que he metido, hay mucho que mejorar ahí atrás.


Imaginemos que mi Getafe ha sido un notario, y que todo lo que acabé cerrando el pasado viernes tiene que volver a hacerse. Algo similar a lo que le ha pasado al Atleti cada vez que conducía. Muchas ocasiones para tan poco gol. Y es que por mucho que Morata sepa tirar a puerta y que Antoine se digne a marcar, podrían haber sido siete goles, casi tantos como los errores que podrían haber sido evitados en mi lunes.


Hoy ha jugado el Atleti, y creo que no era consciente de lo mucho que echaba de menos ver jugar a esos once cabrones que si se empeñan en jugar al fútbol saben dar dos pases seguidos. Este Atleti ilusiona, y a falta de la Heitingada de turno, espero que esta felicidad de septiembre les dure más de lo que duró la mía de un lunes lleno de curro.


Lunes 15 de agosto de 2022

Tallin, Estonia

Recuerdo #367




2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo