362 - Trabajar en agosto.

Nunca pensé que trabajar en agosto me supondría tan poco problema. No tengo la sensación de necesitar vacaciones, y mucho menos ganas de verano. Es más que probable que tenga que ver con llevar en mi nuevo curro poco más de dos meses, aunque una parte de mí cree que es por los nuevos estímulos que tengo aquí en Tallin.


Creo que la necesidad de vacaciones y verano tiene que ver, o al menos en mi caso, con esa sensación de rutina de estímulos que uno acaba viviendo a lo largo de un año. En mi caso, como recién llegado a Tallin, cada día me siento estimulado por matices distintos, por lo que aún no tengo esa sensación de necesitar irme a varios cientos de kilómetros a desconectar.


Es cierto que he pasado una semana en Mallorca telecurrando, pero más allá de esos caóticos días de videollamadas y reuniones, no siento que deba desconectar.


También creo que gran parte de la necesidad de vacaciones radica en la sensación de rutina laboral de la que es difícil escapar, o al menos lo era para mí en Madrid. Levantarse, trabajar, llegar a casa tarde y volver a empezar. La vida báltica te permite tener aficiones más allá de la pantalla del ordenador, y saliendo no más tarde de las seis del curro uno puede permitirse el lujo de aprovechar la tarde.


Ayer fue un día caótico, muchos frentes abiertos y varios de difícil solución, pero huir de la oficina a las seis me permitió pasear y cenar en el centro de Tallin con mi hermano.


Después de callejear entre murallas y recovecos que me gustan acabamos cenando en Lee. Un pequeño gran rincón que logró hacerse hueco en la guía Michelin, y aunque fuera una maravilla de experiencia, debo reconocer que Madrid sigue siendo para mí la ciudad con más variedad gastronómica y mejor calidad media de todas en las que he estado.


No siento que tenga que coger vacaciones, ni si quiera me apetece desconectar de mi vida laboral, y en este mes ten caótico y complejo, no sé si pensar que es por mi obsesión con el trabajo o porque los estonios han descubierto el secreto de la felicidad laboral.


Miércoles 10 de agosto de 2022

Tallin

Recuerdos con contexto 362




5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo