355 - Impotencia administrativa.

Estoy tumbado en mi casita de madera mallorquina. Son las dos de la mañana y suena Rainbow Kitten Surprise, y en la oscuridad de una noche balear intentó hacer memoria sobre mi miércoles. Hoy es viernes, y el recuerdo del jueves tampoco está escrito. Con tanto bostezo supongo que lo escribiré mañana.


Mi miércoles, es decir, antes de ayer, fue un día caótico. De esos en los que las cosas no terminan de salir adelante, y la única buena noticia fue la fecha de mi operación. Si todo sale bien el tres de septiembre pasaré por chapa y pintura, y espero poder volver a correr como tarde a mediados de octubre. En estos meses bálticos habré engordado tres o cinco kilos. Y aunque siga estando en forma y me vea estupendamente en el espejo, estoy lejos de aquel Carlos que corría entre setenta y cien kilómetros semanales.


Mi miércoles se asemeja un poco a ese último intento de recuperar mi pie allá por marzo. Varias infiltraciones y decenas de sesiones de recuperación y entrenamiento para, poco más tarde, volver a recaer. Y es que me recorrí la isla entera para lograr validar los certificados de mi DNI electrónico para así poder usar ciertas plataformas. Para sorpresa nuestra querida administración pública hizo de todo menos ayudarme y es que a estas alturas, como expatriado en Tallin, no logro evitar pensar que hacer negocios desde el extranjero en España es tarea imposible.


Cuando vivía en Madrid ya era más o menos consciente de la desastrosa organización y funcionamiento de lo público en España. Pero ahora, después de lidiar con la administración estonia, cualquier trámite con la española supone con perdón de la expresión, que te agarren las pelotas y poco a poco te vayan apretando hasta dejarte sin respiración.


Estonia hace veinte años era un país pobre, y España uno próspero, y ahora, a mediados del dos mil veintidós, las cartas se han cambiado, y un país mediterráneo que podría ser idílico decide jugar a la revolución populista, porque ni los unos ni los otros son capaces de ver más allá de lo que dura su mandato parlamentario.


Miércoles 3 de agosto de 2022

Mallorca

Recuerdos con contexto 355




4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo