299 - Picaresca y confianza.

Dentro de las muchísimas diferencias culturales que noto con mis colegas del curro, hay una que me tiene absolutamente fascinado. Tal vez esto no sea común a todos los estonios, pero al menos en estos primeros días de trabajo, todos los que conozco me lo han demostrado.


Existe una profunda confianza y respeto hacia la sinceridad del otro, algo que se puede observar al tener total libertad de horario y vida personal. Por ejemplo, esto lo escribo desde un Bolt (unicornio con sede en Tallin) de camino a solicitar mi tarjeta de residencia. No me han preguntado a dónde iba, ni cuánto iba a tardar, confían en mí, y saben que mi trabajo estará hecho, por lo que puedo organizarme cuando y como quiera.


Tal vez la plena confianza para con el prójimo sea algo inalcanzable en mi querida Españita. La picaresca y pillería impregnan cada recoveco de la vida social y laboral, haciendo del todo imposible confiar en el otro. Puede que la picaresca sea algo que llevamos grabado a fuego, aunque tal vez pudiera ser paliada con cierta confianza plena de esa que tanto veo aquí en Tallin.


No sé muy bien si lo que vivo es una excepción a la vida laboral estonia y es fruto de las circunstancias que rodean a trabajar en startup, aún con ello, lo que si sé es que si en algún momento vuelvo a trabajar en España dudo mucho que acepte un puesto que me haga renunciar a la plena confianza y libertad que tengo aquí.


Miércoles 8 de junio de 2022

Tallin

Recuerdos con contexto 299




8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo