281 - Más y más cerveza.

No hay nada más especial que ese acto tan hipnótico y español de ofrecer cerveza cuando ves al prójimo con un culín. Esa preocupación por la hidratación ajena es una detalle de nuestra vida social que merece ser recordada.


Hoy nos hemos citado en casa de Pati. Cada cual ha traído más cerveza que el anterior, y con varias neveras llenas y un congelador que no cerraba hemos tenido que solucionar el exceso de producto. Pocas cosas en esta vida tienen mejor final que una invitación a casa ajena en la que el único requisito es llevar cerveza y compañía. Porque seamos sinceros, el precio a pagar expresado en unidades de zumo de cebada es insignificante si uno valora las anécdotas entre amigos que se viven gracias a ello.


Sigo dándole vueltas a esa idea de más y más cerveza que se vuelve un mantra de los conjurados en torno a la nevera y mesa. No suele haber un pacto mediante el cual se decide beber sin fondo, es más bien una abstracta unión de los presentes que sin saber muy bien porqué se encomiendan a vaciar la nevera.


La noche ha sido más larga de lo que podía haber pensado en un inicio. Teóricamente iba a cenar y volver a casa, y como tantas otras veces una cosa llevo a la otra y me dormí como a las seis.


Sábado 21 de mayo de 2022

Madrid

Recuerdos con contexto 281




5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo