257 - Cada día soy más supersticioso.

Actualizado: 28 abr

Me considero bastante sensato y escéptico. Suelo dudar de prácticamente todo, incluso de mis propias creencias, y en ese buscar lo razonable me encuentro con repetidas manías que cada día son más absurdas y excéntricas.


Nunca fui supersticioso, si eso algo maniático. Me gusta llevar el móvil en el bolsillo izquierdo, la cartera en el trasero izquierdo y las llaves en el derecho. También me gustan los múltiplos de tres, y el trece. Suelo intentar entrar al Metropolitano antes que mi hermano y me siento después que él. Pero dejando de lado estos pequeños detalles nunca he pensado que mis acciones influyan en eventos mundanos.


Por eso escribo este recuerdo, hoy me he dado cuenta de las absurdas tradiciones que empiezo a acumular. Cada vez que tengo una llamada importante llevo unos gemelos en concreto y suelo ponerme los mismos zapatos. Puede que sea inconscientemente, pero algo me hace pensar que tener a tanto argentino en el Atleti está afectándome.


Hoy he tenido cocido, y cuando llueve suelo pisar el primer charco con mi pie izquierdo. Es algo que empecé a hacer en mis veranos americanos antes de cada aventura por las Adirondacks. Pues bien, de camino al Hotel Mayorazgo me he dado cuenta que no había pisado ningún charco. Y como buen maniático en proceso de ser supersticioso me ha tocado buscar un charco en un semáforo.


El cocido no valía mucho, de los peores que he tomado. Quién sabe si tomar cocido un miércoles a la espera de una respuesta acabará convirtiéndose en otra manía. Esperemos por el bien de mi cabeza que así sea, y por el bien de mis manías que no.


Miércoles 27 abril de 2022

Madrid

Recuerdos con contexto 257





1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo