255 - Un reflejo.

He salido del médico a eso de las diez. Parece que mi pie tiene solución sin pasar por quirófano, aunque he de volver mañana a las seis y media a ver si logramos ponerla en práctica.


De camino al curro iba ojeando mi querida galería, pensando en la odiosa labor de maquetar que me espera dentro de ciento diez días. Me hace mucha ilusión terminar este primer diario, y más aún publicarlo. Si todo sale bien puede que mi querido diario sea un libro de aventuras, aunque no lo quiero decir muy alto por si Doña Fortuna decide estropearlo.


He de decir que hay algo que el lector aún no espera, pero que si todo sale bien acabará siendo uno de esos eventos que todo el mundo podrá decir que se veía venir. Y tal vez el correo que he recibido a las nueve sea el inicio de algo mejor, o tal vez sea tan solo un recuerdo más de lo que no fue y pudo haber sido.

No sé muy bien que será del Carlos que veo reflejado en la ventana del taxi. Lo que si sé es donde me gustaría verlo en un mes. Y aunque todo pueda ser apresurado y aleatorio estoy feliz. Porque los grandes momentos de esta vida son como los goles en el descuento: iImpredecibles, inmediatos e inevitables.

Lunes 25 abril de 2022

Madrid

Recuerdos con contexto 255






6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo