251 - El carrete de mi iPhone.

Hay días en los que uno anda con la cabeza en otro lado. Puede que uno se empeñe en recordar un lugar, una persona o en mi caso de hoy, una serie de recuerdos.


He llegado a casa después de un día poco liado. He tanteado con varios planes, pero mi falta de sueño reciente me pedía descanso. En ese momento eran poco menos de las ocho, y dos horas después sigo en la misma posición.


Quería hablar de otras muchas cosas, por ejemplo de los detalles de mis viajes en moto. Hoy por primera vez me he fijado en la expresión de quien cambia de canción andando por la calle. Y esos pequeños destellos de felicidad son maravilloso.


No sigo desarrollando lo anterior porque en estas dos horas boca arriba he dado un repaso a toda mi galería. Algo más de trece mil fotos y muchos recuerdos a los que no hago justicia con mis dotes fotográficas.


La fotografía, o al menos la que yo hago, tiene el peligro de simplificar el recuerdo, y de eso es de lo que vengo a quejarme hoy.

He estado especialmente sensible con un par de fotos, ambas con demasiados matices como para recordarlos, pero incluso en ese caótico contexto, me acuerdo de muchas cosas.

Tal vez alguno de los involucrados de cada foto la observe en su galería y con cierta nostalgia se acuerde de mí de la misma forma que yo lo hago de ellos.


Jueves 21 de abril de 2022

Madrid

Recuerdos con contexto 251





3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo