231 - Botas nuevas.

Estrenar botas suele ser un proceso doloroso y complicado. Llevo varios años tratando de encontrar el modelo perfecto, y tarde o temprano todas acaban teniendo algún defecto que me incomoda.


Estar a gusto con el calzado jugando al fútbol es una tarea difícil. Creo que llevo algo más de diez modelos distintos en estos últimos cinco años. Tan solo he repetido el modelo Copa Gloro, y al final la repudié por una costura que hacía que el forro interior se rompiera en el mismo lugar.


Por fin he aceptado que lo más sensato es renunciar a la calidad, porque con mi ritmo de renovación de botas puedo arruinarme. Por eso decidido comprarme unas Mizuno de treinta pavos. Rojiblancas como mi Atleti, y con cuero para no volver a destrozar la unión delantera con la suela como me pasó con mis Predator.


Hoy ha sido mi segundo entrenamiento con ellas. Como toda bota de cuero hay que acertar con la talla, porque uno corre el riesgo de acabar con una bota dada de sí, y creedme que no hay nada peor que jugar con un depósito de caucho al lado del meñique.


Qué pequeño placer el descubrir un modelo de bota nuevo, y jugar al fútbol con ellas, como si uno aún pudiera dedicarse a ello.


Viernes 1 de abril de 2022

Madrid

Recuerdos con contexto 231




2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo