221 - Ayer me quejaba, hoy me río.

Qué maravilla es esto del diario, siendo sinceros fue una grandísima idea empezar a recoger mis desvaríos diarios, porque gracias a ello, puedo saber que ayer me quejaba y hoy me río más que nunca


Estoy tumbado en una cama llena de caucho y lo que hace meses sería algo incómodo hoy es motivo de celebración. Han vuelto los martes de fútbol, los de entrenamiento y equipo, los martes de ambición por entrar en la convocatoria. Y aunque aún no esté para jugar, siento ese fuego competitivo que tanto añoraba.


Ayer me quejaba y hoy me río, porque aunque me sobren un par de kilos, tenga las piernas tiesas y no sepa tocar la pelota, he vuelto a ponerme las botas y correr por una banda que ahora me parece inabarcable.


Estamos a finales de marzo, ya ha llegado la primavera y no puedo evitar soñar con jugar noventa minutos otra vez, y ya si eso hablamos de mi IronMan de julio.


Ayer me quejaba y hoy me reía, y con Van Morrison de fondo y su “When you don't need to worry there'll be days like this” pienso en mi pequeña gran conversación de ayer con Casjim, y su tan sonoro “lo he leído”.


Martes 22 de marzo de 2022

Madrid

Recuerdos con contexto 221




8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo