220 - Una queja de lunes.

No me apetece especialmente escribir este recuerdo. Tal vez sea por tratarse de un lunes atípico y apático, aunque siendo sinceros, ¿acaso no lo son todos?


Comienzo a preocuparme, hoy tampoco tengo esa ilusión por plasmar mi reflexión diaria, tal vez sea la lluvia, o la falta de ejercicio que últimamente arriba. Me preocupa encadenar varios días sin ganas por escribir, la razón principal de esto es disfrutar y poder recordar de aquí a unos años las vivencias de un cada día más insensato Carlos.


Y es que creo que empiezo a perder la cabeza, o tal vez todos la estemos perdiendo y yo sea de los pocos que se ha dado cuenta. No termino de entender la vida laboral, y no es un tema de satisfacción en el trabajo, porque de eso me sobra, es más bien el no terminar de aceptar que todos los que me rodean han dejado de lado su vida ociosa, o que al menos en su vida laboral no entro yo.


Tampoco voy a ser injusto, soy el primero que ha cortado amistades en el último año, y creo que es un proceso natural. Cada vez hay menos tiempo, y merece la pena ofrecérselo a quien está dispuesto a hacer lo mismo contigo.


Sin embargo no termino de entender aquellos que se quedan entre vías. Por un lado un tren que se aleja de mí, y por otro en el que estoy subido. Parece ser que hay quien disfruta de esa indecisión tan cómoda y placentera que te da el no elegir.


Perdonadme la expresión, pero no entiendo nada , no sé qué cojones quieren los indecisos. Rescatando una vez más las palabras del Cholo, “quien no quiera estar, que se vaya”. Pero de verdad, que lo hagan, que no jueguen con la rojiblanca mientras sueñan con la azulgrana. Que ni siquiera con Griezmann las segundas partes fueron buenas.


Lunes 21 de marzo de 2022

Madrid

Recuerdos con contexto 220




8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo