206 - Dos aguas con gas.

Son pasadas las doce, he tenido que borrar este primer párrafo por lo menos unas cuatro veces, y escribo este recuerdo en una carrera contra mi batería que ya roza el seis por ciento.


Hace un par de horas que me he despedido de Juls, pretendíamos haber ido a entrenar, pero su visita turística al Reina Sofía ha hecho que nos citásemos sobre las nueve en Airport Tavern.


Hemos hablado un poco de todo, acompañados por dos aguas con gas y los recuerdos de haber tomado decisiones tan opuestas que son muy similares.


Entre nuestras cada vez más cosas en común se encuentra ese sentimiento que defendemos a capa y espada por el que nos creemos baluartes del pensamiento crítico. Julia puede ser más cabezota, algo que se compensa con mi repetición de determinados mantras auto inducidos.


Y es que poca gente lo sabe, (y si lo saben no lo practican) pero las tertulias entre ideas dispares son las más provechosas. Porque aunque Julia y yo seamos muy amigos y podamos hablar con confianza no dejamos de ser dos jóvenes que pelean (desde el cariño) en un cuadrilátero de conservadurismo y revolución, en el que cada uno defiende matices del otro.


Con un par de aguas con gas uno puede hablar de todo, desde romances fallidos a posibles cafés, y con la cantidad de gente que conoce Julia puede que hasta logre que mis libros sean un bestseller.


Lunes 7 de marzo de 2022

Madrid

Recuerdos con contexto 206







1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo