195 - Música y reflejos.

Hace muchos años que descubrí NPR y sus Tiny Desk Concerts. Y por mucho que pase el tiempo, no me canso de pensar en lo mucho que me han acompañado en mis años adolescentes, entre tanta clase y tanto castigo.


Son muchos los que guardo en mi recuerdo, Tallest Man, Edward Shape, Mac Miller, Macklemore, El Cigala, Alt-J, y así una decena de grupos y artistas cuyas canciones en una oficina han amenizado mis tardes de estudio, por llamar de alguna manera a lo que hacia cuando tenia examen.


Es muy curioso, o al menos a mi me lo parece, la diferencia entre una actuación en directo y una grabación. Y es que los NPR son la grabación más directa y sincera que he encontrado. Es cierto que no dejan de ser canciones seleccionadas y previamente ensayadas, pero quien haya escuchado a Edward Shape y su armónica balada sabe de lo que hablo.


Pocas actuaciones han logrado arrebatarme una lágrima, y casi todas ellas son de NPR, a excepción de Calamaro en directo. Incluso El Cigala logra remover el alma a todo aquel que se topa con su pequeña gran actuación.


Yo no sé de música, pero si sé hablar de aquello que me mueve. Tiny Desk es una de esos regalos de la vida que me emocionan, y cuando pensaba que no había mas apareció el de C.Tangana para recordarme lo que es la emoción más pura.

Que El Madrileño es un genio lo discuten pocos, incluso lo reconocen aquellos que le quitan la autoría de El Mal Querer de Rosalía. Pero es que Pucho logra con su NPR algo que lo eleva a una categoría muy superior a la de genio, pero ese es otro tema.


Llevo más de una hora con su concierto mediterráneo en bucle, jugando con las luces y las sombras de la mesa en la que me gustaría sentarme con mis amigos, y al igual que las inocentes sombras de mi calle, la vida está en los detalles que no se ven.

Jueves 24 de febrero de 2022

Madrid

Recuerdos con contexto 195








2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo