173 - Sutiles detalles.

Llevo varios días reposando el documental del Cholo y todo lo que transmite. Hay un cierto amor por la vida y la simpleza del día a día que aún trato de entender. Es maravilloso ver a Diego Pablo junto a sus hijos hablar de lo que supone ir al hueso. Decir verdades aunque duelan, y es que la vida no deja de ser como Simeone en el campo. Un mediocentro con aires de delantero que siempre tira “pa’lante”.


La vida es para disfrutarla, parar vivir sin remordimientos, no se trata de actuar sin consecuencias, sino de actuar entendiéndolas. Hay que vivir partido a partido, y para ello uno no se puede dejar nada en el tintero. Hay que salir al campo sabiendo que puedes perder, y cuanto más dolorosa sea la hipotética derrota, más feliz es uno en la victoria.


No hay que huir de los pequeños baches, hay que saber vivir con esos “y si” que nunca se dicen, aquellos “a mí me gustabas” que se quedan en el pecho, pero también con los “no quiero verte” y “no me gustas”, y por supuesto los “estaba esperándolo”.


Los pequeños y sutiles detalles son los que hacen que acabes cenando con esa niña que tan guapa te parece, son la suma de todos los pequeños baches del día a día, que un momento dado se ponen de acuerdo para dejar de ir al hueso.


Aquí hemos venido a jugar, y si tenemos que perder en octavos del mundial que así sea, pero hay que salir al campo.


Miércoles 2 de febrero de 2022

Madrid

Recuerdos con contexto 173




3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo