167 - ¿Y te quedó algo?

Son las dos de la mañana de un viernes laborable. Hace escasos minutos que he terminado los siete capítulos del documental de la persona más importante de la historia del Atlético de Madrid. Y aún con las mejillas húmedas por la emoción he decidido sentarme, a ver si con todo a flor de piel logro escribir algo decente.


Son muchas las grandes frases que el Cholo ha dejado para la posteridad. Es mejor pensador y filósofo que entrenador. Poca gente es consciente que la vida y obra de Diego Pablo es la mayor expresión de lo que significa llorar a orillas del Manzanares. El fútbol es mucho más que la vida misma, y eso lo entiende quien con el paso del tiempo puede responder “no me quedó nada por dar”.


Esta semana me he levantado feliz todos y cada uno de los días, como si de un presagio se tratara he ido respondiendo a la pregunta anterior cada día frente al espejo. Y una vez más, en un pequeño gran momento que te brinda la vida, he coincidido con Arrieta en el ascensor. Solo he podido decirle que aún llevando dos meses alejado del campo de fútbol, voy a volver mejor que nunca.

Percibo algo intangible, de esas realidades que no se sienten pero sí se intuyen, como Simeone contra el Albacete. Sé que no voy a dejarme nada, y eso lo sé desde antes del documental.


Por eso os digo, que los que no crean, que no vengan, o en este caso, que no sigan leyendo.

Jueves 27 de enero de 2022

Madrid

Recuerdos con contexto 167




6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo