164 - Lunes de incertidumbre.

Cómo echaba de menos los lunes de incertidumbre, pequeños subidones de adrenalina con cada detalle que aún no conoces. Estos días tan sencillos y a la vez de una complejidad asombrosa sirven de recordatorio, como si una voz te dijera “hey tú, espabila que estás vivo”.


Es importante aclarar a los nuevos lectores (solo ellos saben porque cometen el error de leerme) que los lunes de incertidumbre han sido una tónica más que habitual para estos cócteles sin alcohol a lo que llamo blog. No hace mucho escribía unas líneas similares con Cabrera a un lado y Cabo Blanco al otro.


La emoción de no saber qué te deparará la semana es un privilegio que solo es posible si los astros se alinean y deciden encomendarte todo cuanto es posible a principios de la semana. Solo entonces uno puede jugar con lo que aún no sabe, e incluso fantasear con realidades que en la mayoría de casos nunca se concretarán.


Hoy me he vuelto a cortar el pelo con Elvis en Príncipe de Vergara, y ha sido en su habitual monólogo de maestrillo en el que he vislumbrado su librillo. No solo sabe cortar el pelo con navaja, sino que sabe de la incierta que puede ser la vida, especialmente los lunes.


Lunes 24 de enero de 2022

Madrid

Recuerdos con contexto 164





2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo