125 - Mi primer all nighter.

Trabajar toda la noche es algo que tarde o temprano nos pasa a todos. Normalmente son una serie de desafortunados eventos los que hacen que pasadas las doce uno siga revisando contratos y puliendo las diapositivas.


Es cierto, que uno tiende a romantizar el trabajo nocturno. Se imagina siendo el protagonista de una película de abogados en la que si no se termina el trabajo a tiempo, la operación se cae. Está claro que esto es culpa del cine y las novelas con su obsesión por ensalzar la vida de los pobres diablos que piden sushi y café pasadas las doce de la noche.


Tal vez haya alguna cámara grabándome, con unos guionistas escribiendo a medida que avanza mi día. Si no, no me explico porque disfruté viendo el sol salir por mi ventana.


Jueves 16 de diciembre de 2021

Madrid

Recuerdos sin contexto 125




6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo