top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos Pinedo Texidor

1037 - Lluvia y fútbol.

Llego a casa del trabajo, algo cansado y con recuerdos por escribir. Llevo varios días sufriendo un malestar transitorio fruto de mi insomnio primaveral. Las noches se me hacen eternas y los ojos no cierran. En mi tercera primavera báltica vuelvo a sufrir con los días interminables.


Desde que viví mi primer invierno aquí, fui muy claro en mis escritos al describir la existencia de estaciones tan marcadas como una bendición para el cuerpo y el alma. Dicha bendición tiene sentido si se vive con los tiempos marcados por el sol, cosa que no resulta sencilla durante los días interminables.


Ahora mismo llueve en Tallin, el reloj no marca ni las siete, y la oscuridad se ha adueñado del cielo. El sol, aunque no sea visible, no desaparecerá, dando lugar a un fenómeno único y que no he visto en ningún otro lugar, la oscuridad iluminada.


Poco a poco la oscuridad se hace cuerpo y rompen el cielo gotas de agua. Las ventanas se empañan y la temperatura baja varios grados. Hoy podré dormir tranquilamente, o al menos eso supongo, ya que nunca he permanecido despierto durante una tormenta primaveral. Sea cual sea el resultado de mi esfuerzo nocturno, lo único que me importa ahora es que tengo por delante una tarde de fútbol, sofá y fresca brisa.


Viernes 14 de junio de 2024

Tallin, Estonia

Recuerdo #1037



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page