097 - Aquellas pegadizas letras.

De vez en cuando vuelvo a Extremoduro y Robe, me acuerdo de sus letras y rasgueos improvisados, y esta semana ha sido especialmente “canallita romántica” como diría Landecho.


Llevo varios días dándole vueltas a la misma canción del álbum Deltoya, no se si será porque es increíblemente buena o porque las letras se asemejan a mi vida, pero la realidad es que repito como un mantra aquel: “De pequeño me impusieron las costumbres, me educaron para hombre adinerado, pero ahora prefiero ser un indio, que un importante abogado.”


Es curioso como una determinada estrofa puede grabarse tanto, no es únicamente que sea pegadiza, también tiene un grado de nostalgia y reflejo de uno mismo.


Por eso cuando la voz rasgada de Robe me interpela con ese “prefiero ser un indio, que un importante abogado” no puedo más que sobrecogerme y pensar que igual tiene razón. Que igual merece la pena centrarme en su “Hay que dejar el camino social alquitranado, porque en él se nos quedan pegadas las pezuñas, hay que volar libre al sol y al viento, repartiendo el amor que tengas dentro.”.


No se si yo estoy hecho para ser un importante abogado, al menos ya soy un indio, y me estoy alejando del camino social alquitranado. Ahora me queda convencer a mis amigos del “Abrid los brazos, la mente y repartíos, que sólo os enseñaron el odio y la avaricia, y yo quiero que todos como hermanos, repartamos amores, lágrimas y sonrisas.”


Jueves 18 de noviembre de 2021

Madrid

Recuerdos con contexto 097




6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo